Mierda, era en L

Era el año 2007, y muchos ya pensábamos que las cosas se iban a poner difíciles. Pasaron meses y llegamos al 2008. Las conversaciones de bar, en los blogs, en la calle en definitiva ya no dudaban sobre si había o no crisis, sino que la curiosidad nos llevaba a valorar como seria. Con un dibujo en V decían los más optimistas, en U… o en L, el dibujo más temido, que acaba en una larga recesión antes de la salida.

En estos dos años he tenido sentimientos encontrados. Ha habido momentos en los que pensé que habíamos tocado fondo y que todo ya mejoraba, aunque fuera poco a poco y semanas o meses después parecía que el pozo no tenía fondo y seguíamos hacia abajo.

En los últimos meses parecía que todo iba mejor, y pensé que había que pasar página, volver a invertir en proyectos de terceros y a correr algunos riesgos. Eso me ha llevado a invertir en 3 proyectos de internet, una biotec, y además de en un medio de comunicación tradicional, con futuro y sinergias en internet y todo esto en los últimos 4-5 meses. Es decir, he cerrado 5 inversiones desde Mayo. Más de lo que había cerrado en los últimos 2 años.

Durante estos 2 años he visto muchos proyectos que me gustan y algunos me ilusionan, y en ocasiones he tenido la oportunidad de participar en ellos, pero me sentía algo agarrotado y no lo hice. Mientras creía que todo poco a poco mejoraba, que la crisis hacia un gráfico de U y saldríamos pronto, me pareció lógico que con los primeros rayos de sol me apresurara a apostar por proyectos que además me gustan y me parecen tener mucho sentido.

Me parecía que era la hora de abrir el grifo. Y digo parecía porque en las últimas semanas los números macro, los datos que se van conociendo, la situación de empresas, el feeling de personas cercanas, la evolución de mis propias compañías y participadas, así como la percepción personal es que ha sido un espejismo, un breve repunte pero seguimos en el agujero. No creo que las cosas vayan a peor, pero cuando parecía que la tendencia se dibujaba hacia arriba, hemos vuelto a perder el impulso que cogíamos.

Ahora mismo me he enfriado, es posible que sea sólo temporal, de nuevo siento que debo ralentizar el ritmo de inversiones y no exponer el riesgo económico de estos próximos meses. Vivimos en base a sensaciones, sensaciones que están a flor de piel ya que todo parece una montaña rusa. Y mi sensación ahora mismo es como si hubiera terminada una fiesta de fin de semana, y nos hubiéramos quedado con una enorme resaca, con la cabeza dándonos vueltas, asumiendo que volvemos a la triste realidad pensado, “mierda, era en L”

Alejandro Suárez Sánchez-Ocaña
CEO Ocio Networks

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s